Sin categoría

DE LINCHAMIENTOS Y ENCUESTAS

Cuando el aparato de justicia no funciona o es corrupto, la propia mano o el linchamiento toman su lugar. La airosa reacción de las ciudadanías quindiana y caqueteña ante la presencia desparpajada del máximo cabecilla de las narcofarc en Armenia y de alias Iván Márquez en Florencia, es solo un asomo de lo que hemos venido advirtiendo desde hace años: ante los desvaríos de este mal gobierno y la descarada impunidad, la sociedad ha acumulado desconcierto e ira y la violencia empieza a estallar. Si a esto agregamos el detritus propio del narcotráfico que nos desborda, el escenario es sombrío y sin solución clara a la vista.

Alias Timo y su banda de facinerosos, registran últimos en todas las encuestas pre electorales, muchas de las cuales acomodan los resultados de acuerdo al gusto o necesidad del contratante. Las mas serias, siguen mostrando las Fuerzas Militares como la institución con mayor aprecio de los colombianos, mientras las narcofarc y narcoeln están en la sentina de la opinión pública, a pesar de sus jactanciosas letanías de paz.

Les cree menos del 1% de los encuestados. Una ONG de cuño castrista anunció a través de su imberbe vocero que la izquierda puede desaparecer electoralmente en los próximos comicios por no lograr el umbral establecido. Ojalá, porque necesitamos que se desvanezca la narcotraficante, secuestradora, torturadora y asesina izquierda maluca aunque necesitamos que permanezca activa una izquierda sana y contradictora, para tener algún tipo de contrapeso y crítica sobre estos gobiernos corruptos y díscolos de la no menos enfermiza derecha. Pero, sabiendo que esa ONG es elena de vocación, probablemente su “investigación” sea una treta propagandística para inducir a la abstención de quienes estadísticamente den por derrotada a la izquierda. Error de percepción que nos puede llevar al acabose.

Ante el desborde continuado de la inseguridad pública y la amenaza geopolítica que sobre Colombia proyecta el triángulo Caracas-La Habana-Nicaragua (el Canciller norteamericano Tillerson hablará sobre este riesgo durante su visita), una poderosa alianza ideológica-electoral de la derecha será la única garantía de nuestra supervivencia como estado democrático, emproblemado sí, pero libre y soberano.

Mientras la espontaneidad ciudadana castiga sin clemencia a los espurios candidatos del narcotráfico estaliniano y las encuestas bailan al son de los billetes, es urgente elegir un Congreso de derecha de sólida mayoría para replantear el azimut del país que hoy anda refundido en los vericuetos palaciegos de la vanidad y la irresponsabilidad.

JOHN MARULANDA
VOTE SENADO CD # 44