Colombia

POMPEO: ¿MAYOR DUREZA CON COLOMBIA?

Publicado el

El repentino aunque rumorado despido de Tillerson, puede llevar a un endurecimiento de US frente a Colombia en asuntos de Seguridad.

Mike Pompeo, director de la CIA hasta ahora, conoce los detalles del dossier sobre la presencia y actividades de Rusia, Cuba e Irán en Venezuela y América Latina.

Hace un año, declaró que “Hay muchas armas circulando en Venezuela y el riesgo es increíblemente real y serio, y una amenaza para Suramérica, Centroamérica y no solo Venezuela” alertando sobre el alto peligro que supone la creciente transferencia de armas rusas a ese país.

Además, “Venezuela no es solamente un socio de Irán, es la base operativa avanzada de Irán en Latinoamérica” se lee en un informe. Como Director de una de las mejores agencias de inteligencia del mundo, sabe que las redes terroristas de Hezbolá, promovidas por Irán, están activas en toda Latinoamérica, lavando dineros del narcotráfico. De hecho, Suramérica es el centro de operaciones más activo de Hezbolá fuera del Oriente Medio.

Y cuando se habla de Hezbolá y sus actividades ilegales, hay que hablar de Colombia, principal productor de cocaína del mundo, en donde Hezbolá lava hasta 200 millones de dólares al mes.

En 2004 la Consejera Nacional de Seguridad Condoleza Rice aseguró que había lazos entre Hezbolá y las farc; En 2013 Matthew Levitt, del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, afirmó que las farc y Hezbolá habíann realizado negocios durante años y en 2017 un informe de inteligencia reveló que entre el exguerrillero salvadoreño Luis Merino, asesor de las farc y el vicepresidente Tareck el Aissami, lavan dinero en Panamá con la ayuda de la firma Mossack Fonseca, la de los Panama Papers.

En Antioquia, para citar solo uno ejemplo, Chekri Mahmoud Harb, alias Talibán, era el enlace entre Hezbolá y la Oficina hasta su captura en 2009. Extraditado a USA, fue reemplazado por Ayman Saied Joumaa, un colombo-libanés, con cedula venezolana, quien junto con Alí Mohamad Saleh, excombatiente de Hezbolá, movían negocios en Maicao, Cali y Barranquilla.

Así vamos. Convirtiéndonos en un narco estado, controlado por el crimen organizado internacional y el terrorismo. A la cabeza del Departamento de Estado, Pompeo podría apretar más a este saliente y claudicante gobierno santista. Lo veremos durante la visita del jupiteriano Trump a Bogotá.

John Marulanda 

Jueves, Mar 15 2018