Sin categoría

SEGURIDAD Y DEFENSA EN EL 2020

Este bisiesto pinta interesante, según los chinos. Complicado, diría mi abuelo. La camarilla comunistoide criolla verá casi el 70% de los colombianos apoyando el ESMAD mientras sus protestas se agotan, sus propuestas se diluyen y sus voceros insisten en la “erradicación de la violencia” cuando la erradicación debe ser otra. Comparar la protesta en Colombia con las de Hong Kong o Chile, es torpe. Ninguno de esos países tiene nuestra historia, ni produce cocaína.

De la guerrilla urbana de Marighella (1969) hemos “evolucionado” al “enjambre” que moviliza por celular pequeños grupos que se dispersan o reúnen rápidamente. El desvertebramiento de esas redes vandálicas, requerirá de un esfuerzo tecnológico superior. Bloquear conexiones inalámbricas e internet, siempre será una medida extrema, controversial, pero mortal para la turbamulta manipulada por trolls ruso-venezolanos y por encubiertos agentes cubanos.

El predominio del Crimen Organizado Transnacional en el Pacifico y en las fronteras con Ecuador y Venezuela será aprovechado por la mamertería para victimizarse y cargar contra el gobierno, aunque los pérfidos farianos de curul y de Ak, permanecerán en la alcantarilla de la opinión pública. Algunos medios y periodistas continuarán asediando a nuestro Ejército bicentenario, en contravía del sentir nacional que lo salvaguardará como la institución de mayor credibilidad.

Lo que suceda en Ecuador, Perú y Chile, marcará el momento geopolítico de la cuenca del Pacifico, interés geoestratégico prioritario de China, que avanza imparable en Latinoamérica. US endurecerá posiciones frente a Venezuela y Cuba, mientras Rusia afianzará su agarre del eje Managua-Caracas-La Habana. China, Rusia e Irán, aliados contra US, tienen fuerte asiento en Venezuela, que ahora ve una incipiente rebelión militar en la frontera con Brasil, con quien precisamos una alianza de seguridad estratégica bilateral. Urge una posición mas fuerte frente a Cuba que sigue protegiendo los genocidas narcoterroristas elenos y que pronto nos enviará enfermeros activistas castristas en apoyo de quienes intentan mantener vivo el incendio social. Urgimos fortalecer nuestro aparato de inteligencia humana y técnica y con el apoyo de países amigos, excepto Cuba, monitorear de cerca los movimientos nicaragüenses, el dispositivo de los 3 millones 300 mil milicianos que Maduro dice tener organizados, entrenados y equipados y las actividades de gobierno mexicano, gran amigo de los enemigos de nuestro sistema democrático.

Un inteligente balance presupuestal, motivacional y operativo es el reto del gobierno en Seguridad y Defensa durante el 2020, para enfrentar los bribones que anhelan convertirnos en otra Venezuela.